Como la abuelita decía: "no pongas todos los huevos en la misma canasta". La diversificación es un punto importante en todo portafolio de inversión. Diversificar significa invertir nuestro patrimonio en distintos instrumentos, lo que reduce significativamente los riesgos asociados a los instrumentos de manera individual. Adicionalmente, es la mejor manera de maximizar los resultados y minimizar el riesgo en el largo plazo.

Diversificar, es mantener la mezcla adecuada de diferentes tipos de instrumentos financieros (diferentes mercados, diferentes plazos, diferentes monedas, etc.).


¿Qué es un Fondo de Inversión?

Las Sociedades de Inversión o Fondos de Inversión, nacen con el fin de canalizar los ahorros de pequeños y medianos inversionistas al Mercado de Valores (Dinero y Capitales). En otras palabras, un Fondo de Inversión es un instrumento por medio del cuál diferentes inversionistas con objetivos comunes juntan sus recursos para que estos sean manejados por un equipo de profesionales y sean invertidos en los diferentes mercados financieros.


¿Qué ventajas tiene Invertir en Fondos?

  1. Rendimientos: juntando el capital de los distintos inversionistas se tiene acceso a instrumentos con mayores beneficios en cuanto a tasas y plazos.

  2. Diversificación: la inversión en un fondo se realiza mediante una canasta de instrumentos, es decir, todos los recueros de un fondo están invertidos en diferentes instrumentos y a distintos plazos.

  3. Liquidez: se tiene la opción de elegir el fondo de acuerdo a la disponibilidad del capital que se tenga. Hay fondos en los que día a día se puede disponer del dinero.

  4. Administración Profesional: invertir en fondos otorga la garantía de tener a tu disposición a un grupo de especialistas para que te asesoren. Estos están en la constante búsqueda de oportunidades dentro de los mercados financieros para maximizar tus rendimientos.

ver más...